Formas de pago

Clínica Estética Médica Certificada

Entre Providencia y Las Condes

Metro Tobalaba - Metro El Golf

CLÍNICA ESTÉTICA MÉDICA DERMALUZ
"DONDE IMPORTAS TÚ"

Somos una Clínica Estética  Médica que ofrece Tratamientos no invasivos con Aparatología especializada. Nuestro centro de estética médica se especializa en tratamientos estéticos corporales y faciales, y fisioterapia, para mujeres y hombres.

Centro de Depilación Láser Diodo y especialistas en tratamientos reductivos con Láser y Cavitación, tratamientos reafirmantes con Radiofrecuencia corporal y facial (rejuvenecimiento facial), tratamientos tonificantes con electroestimulación, tratamientos anti-celulítis para combatir la "piel de naranja" con Vacumterapia y Masoterapia para combatir el stress y procesos de fisioterapia.

Nuestras profesionales son Kinesiólogas tituladas y certificadas. Nuestro centro de estética está certificado por SEREMI

Te ofrecemos Seguridad, Confianza y un lugar donde tú serás protagonista.

Centro de estética ubicado en Santiago, en el límite entre las comunas de Providencia y Las Condes, a pasos del Metro Tobalaba y a pasos del Metro El Golf. 

Descarga App Estética

Descarga la App Flowwer, elige nuestra Clínica Estética Médica Dermaluz, y podrás ver tus tratamientos estéticos faciales y corporales comprados, sesiones realizadas, recibir notificaciones de citas y agendar tu próxima sesión.

Google-play-nuevo-aspecto-01-1-600x600.j
app-store-top-600x330.jpg

SUSCRÍBETE

Suscríbete al Club Dermaluz, y recibirás un Bono de descuento para un tratamiento estético y una Evaluación Gratuita! No acumulable con esta Promoción.

EVALUACIÓN GRATIS

Agenda tu evaluación gratuita en nuestra Clínica Estética Médica. ¡No esperes más!

Clínica Estética Médica Dermaluz

                  "Donde importas tú"

Callao 2970 of. 910, Las Condes. Santiago

Teléfono: +56232493122

WhatsApp: +56936311314

Metro Tobalaba - Metro El Golf

Estacionamiento público en Napoleón 3076

CLÍNICA ESTÉTICA DERMALUZ | Rut. 76.866.867-1 | Callao 2970 oficina 910, Las Condes, Santiago | Teléfonos: +56232493122 +56936311314| mail: esteticadermaluz@gmail.com

© 2018 por Dermaluz

  • esteticadermaluz

Dime tu edad y te diré cómo bajar de peso



Los elementos más importantes para poder bajar de peso son una nutrición saludable y el ejercicio físico. Sin duda estos hábitos deberíamos considerarlos desde pequeños para evitar la obesidad, pero también debemos entender que cada edad tiene necesidades especiales y por tanto la nutrición y el nivel de ejercicio es diferente. El punto más importante para un buen control del peso en cada etapa, es tener un equilibrio entre la energía que ingerimos con la alimentación y la que gastamos con el ejercicio. Pero veamos que consejos podemos darte según tu edad:

Escolares y adolescentes

Chile se posiciona como el segundo país OCDE con mayor índice de obesidad, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En cuanto a la población infantil de menores de 5 años, la cifra alcanza el 9,3%, consolidándose como una de las mayores tasas de sobrepeso infantil en América Latina y el Caribe. Y según cifras del 2018 entregadas por la Junaeb, el 23% de los niños de primero básico son obesos y peor aún, de ellos, el 8,1% sufre de obesidad infantil severa.


Esto se debe principalmente a malos hábitos de alimentación, escasa actividad física y consumo excesivo de productos ultraprocesados.


En los últimos años, el tiempo dedicado a actividades donde se consume poca energía (principalmente tecnología) ha aumentado drásticamente en los últimos años. La obesidad infantil se asocia a una mayor probabilidad de muerte y discapacidad prematuras en la edad adulta. Los niños con sobrepeso u obesos tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la edad adulta y de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.


Por eso, es primordial y necesario ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular.


Otro problema es el desorden alimenticio. Un error común entre los adolescentes es no desayunar, creyendo que al saltarse una comida se pierde peso. Pero es todo lo contrario! El cuerpo intenta compensar la falta de energía durante la mañana con un mayor aprovechamiento de los nutrientes al mediodía. Esto provoca una conducta de hambre desproporcionada y ganas de comer alimentos hiper-calóricos en la comida, con lo cual se provoca un desequilibrio nutricional. Además, se ha demostrado que prolongar las horas en ayunas reduce el rendimiento académico y físico. En escolares y adolescentes es recomendable destinar el 20 o 25 por ciento de calorías para su consumo por la mañana, distribuyéndolo, si es posible, entre desayuno y almuerzo a mitad mañana. Los horarios escolares suelen concentrar el esfuerzo físico e intelectual por la mañana, por lo que es imprescindible que el aporte de energía sea adecuado a la actividad que van a realizar.


A los 20 años

El 34,4% de la población chilena sobre 15 años presenta obesidad, por lo cual es muy relevante poner atención en la adolescencia y pasado los 20 años.

A esta edad, se viene con el lastre de los malos hábitos de la adolescencia, debido a que se percibe que la salud es buena. Dentro de los malos hábitos, se destaca el consumo de comida rápida, con muchas calorías y pocos nutrientes, lo que provoca problemas de sobrepeso. Entonces, si no se pone atención a esto y no se hace nada al respecto, esta condición derivará en obesidad más adelante.


Es una edad con muchas actividades, entrada al mundo laboral en muchos casos y tener pareja, con lo cual el ejercicio físico no es una prioridad en muchos casos, por esta falta de tiempo. Y cuando se practica es más deporte, como fútbol, que ejercicio como tal.


¿Entonces qué se puede hacer? Hay que cambiar los hábitos. No se trata de comer menos, sino que comer mejor. Y también, no hay que moverse más, sino hacerlo mejor.

Obviamente las indicaciones específicas a cada persona lo hará un profesional en nutrición, porque dependerá de muchas variables, como la presencia o no de lesiones y las preferencias y gustos de cada persona. La clave para lograr una pérdida de peso efectiva es la regularidad y el aumento progresivo en la intensidad o duración del ejercicio.

Conforme mejora la condición física, el entrenamiento se ha de adaptar para lograr el objetivo de la composición corporal. Las actividades en grupo son una buena manera de disfrutar nuestro tiempo libre. Todo esto debe ir acompañado de una vida diaria activa.


A tu edad puedes adelgazar bastante rápido, pero corres el riesgo de sufrir déficits nutricionales y pérdida de masa muscular, por tanto no elimines las proteínas de tu dieta (nada de intentar perder peso a base de comer sólo lechuga y manzanas).

Elige bien tus alimentos incluyendo en tu almuerzo y cena una fuente de proteína baja en grasa, como carne de pollo o pavo, pescado o huevos. Tampoco deberás eliminar los lácteos, simplemente sustitúyelos por su versión descremada. Lo que sí deberás evitar son los dulces y el azúcar, pero no los confundas con los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono son siempre necesarios ya que son nuestra fuente natural de energía, por ello no los eliminaremos de nuestra dieta, simplemente reduciremos su consumo pero los tomaremos  en forma de pan, cereales en el desayuno (a diario) y una vez a la semana en forma de pasta o arroz (a la hora del almuerzo).


Otro punto muy importante es que evites los pre-cocinados, los fritos, los refrescos azucarados y el alcohol.


Piensa que lo más probable es que hayas ganado peso por no llevar una dieta ordenada y que la mejor forma de mejorar tu salud y tu figura, pase por reorganizar tu alimentación adoptando unos hábitos de vida más saludables.


A pesar de todo es normal que te encanten los dulces y las hamburguesas ¡no es necesario decirles adiós para siempre! Cuando recuperes tu peso ideal limita su consumo a un día a la semana. Puede ser tu premio bien merecido.


Biológicamente, el punto óptimo se alcanza a los 25 años. A partir de los 30 años comienza un “declive”.


A los 30 años

Al cumplir los 30 empieza a haber una preocupación por la salud porque debutan algunos signos de envejecimiento (como las arrugas o la caída del pelo). Y empiezas a tener consciencia de cuidarte. Precisamente por eso hay menos obesidad en esta etapa de la vida. Por otro lado, los hábitos que no se modifican en esta etapa costará mucho modificarlos en el futuro.


Nutricionalmente, el principal consejo es alejarse de la comida rápida y consumir productos naturales en lugar de procesados. Hay que ingerir algo más de proteínas, comiendo más carne blanca y magra (sin grasa), leche, pescados y huevos.


A los 30 empieza la pérdida de masa muscular de manera suave, reduciendo la fuerza. En las mujeres empieza a aparecer la osteopenia (afección que comienza cuando se pierde masa ósea). De ahí la importancia de empezar a hacer ejercicio físico (cardiovascular, por ejemplo) dejando el deporte poco a poco. Es necesario practicar ejercicios que trabajen la fuerza de la masa muscular, como sentadillas, flexiones y abdominales.


Otro problema a esta edad, es que duermes menos. Igual que el estrés, y directamente relacionado, la falta de sueño es otro factor que influye en la pérdida de peso. Es más común que los adultos a partir de los 30 tengan problemas de sueño, porque duerman menos horas de las que necesitan, principalmente debido al aumento de las responsabilidades. Asi es que es momento de cambiar este mal hábito.


A los 40 años

A los 40 años, en algunas mujeres aparece la menopausia y los problemas derivados del cambio hormonal. En función del estado de cada mujer, tendrá que llevar a cabo un cambio nutricional, incorporando el calcio a su dieta. Las mujeres con osteopenia no asimilan bien el calcio porque no tienen suficiente vitamina D3. Esta vitamina, además de estar presente en algunos alimentos, se encuentra en el sol. Por eso se recomienda hacer ejercicio al aire libre. Si no es posible, hay que empezar a tomar suplementos de vitamina D.


También hay que hacer ejercicios que fortalezcan los huesos, como los saltos. Un buen ejercicio es correr, ejercicio aeróbico, zumba, saltar la cuerda, hacer pequeñas sentadillas con salto o zancadas también con salto. Algo que, en general, se desconoce es que a partir de esta edad la mujer tiene que ir reduciendo los ejercicios cardiovasculares, ya que su exceso conlleva una pérdida de masa muscular y ósea. Por ejemplo, se pueden hacer 3 o 4 días de ejercicios de fuerza a la semana y 1 o 2 de cardiovascular.


En el hombre, que a estas edades nota ya la andropausia por la bajada de testosterona, es muy importante trabajar la fuerza muscular, suponiendo el 80 por ciento del ejercicio que practique. El resto debe ser cardiovascular.


Siguiendo con la nutrición para hombres y mujeres, se aconseja subir un punto más el consumo de proteínas. En concreto, en cada década de la vida hay que incrementar entre 0,2 y 0,4 gramos por cada kilogramo de peso la ingesta proteica. Un desayuno muy rico en proteínas podría ser una tortilla o unos huevos revueltos con una tostada de pan integral, en lugar de basar la primera comida del día en los hidratos de carbono.

Sin olvidar, como siempre, el consumo de carbohidratos integrales, frutas, verduras y carnes blancas.


A los 50 años

A partir de los 50 años, la energía necesaria para mantener el correcto funcionamiento del organismo se va reduciendo de forma progresiva. La composición corporal cambia y las necesidades metabólicas se reducen, siendo necesario adecuar el consumo de calorías al gasto energético.


A esta edad muchos hombres ya han acumulado grasa visceral en la zona del abdomen. Este tipo de grasa trae como consecuencia una subida del riesgo cardiovascular. Lo bueno es que es lo primero que responde con un cambio nutricional y de ejercicio físico-.


En muchas mujeres ya se manifiesta la osteoporosis. Por eso es importante empezar a hacer otros ejercicios de movilidad articular (estiramientos, ejercicios en el agua, yoga y tai chí).


Las dificultades para la pérdida de peso en este grupo de edad son similares a otras etapas, aunque se añaden otros obstáculos para la realización de ejercicio físico por limitación en la movilidad o por aparición de otras enfermedades añadidas (patologías respiratorias o cardiacas. Se debe hacer especial hincapié en prevenir la pérdida de masa muscular (sarcopenia), que está muy acelerada en periodos de encamamiento. Será imprescindible la movilización precoz y el ejercicio activo, así como asegurar un aporte proteico ajustado.


A partir de los 60 o 65 años

En esta etapa de la vida pueden aparecer problemas en la masticación y deglución. En las dietas de fácil masticación y en las trituradas se suele aumentar el aporte de hidratos de carbono (patata, pasta, arroz…) y reducir el consumo de proteínas (la carne, por su dificultad en el masticado; y el pescado, por el riesgo de atragantamiento con las espinas). Por eso, hay que realizar cambios en la dieta que aseguren un aporte proteico correcto. A partir de los 60 años la ingesta de proteínas ya debería estar en 2 gramos por kg de peso corporal.


Es vital importancia hacer ejercicio físico porque la pérdida de masa muscular se acelera. Por ello, tanto hombres como mujeres tienen que fortalecer sus músculos.

En la mujer es esencial hacer ejercicios de equilibrio, practicando tai chí o con plataformas vibratorias, para evitar caídas y roturas de cadera o fémur.


Alternativas estéticas

Mantenerse en un peso dentro de los rangos adecuados es fundamental para tener una buena salud. Sin exagerar, pero siempre manteniendo los rangos e índices saludables. Pero a pesar que podamos tener un peso dentro del rango saludable, igualmente podemos tener ese rollito rebelde, de grasa localizada, que no baja ni con dietas ni con ejercicio. En ese caso, Clinica Estética Dermaluz puede ayudarte. Tenemos para tí, varios tratamientos estéticos que te ayudarán a reducir medidas o corregir problemas estéticos como la celulítis. Entre esos tratamientos destacamos el tratamiento llamado Lipoláser, tecnología innovadora láser para reducir la grasa localizada con el consecuente beneficio de reducir centímetros. Este tratamiento se puede combinar con Drenaje Linfático, que ayuda a la eliminación de toxinas a través de la orina.


Te invitamos a suscribirte para recibir novedades, promociones y un 30% de descuento para tu primer tratamiento estético junto con una evaluación gratuita. AQUI



110 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now